En el año 2016 descubrí el mundo del SEO (Search Engine Optimization) de la mano de Jonatan Botello de la Serna, por lo que desde aquí le muestro mi gratitud por su paciencia y enseñanzas.

El descubrimiento del SEO es para mí todo un aprendizaje, debido a que he experimentado (y experimento) una infinidad de valores aparte de posicionar páginas webs.

El SEO es un proceso como el coaching, partes de una situación actual para llegar a una situación ideal.

En el mundo del posicionamiento web sin saberlo ni buscarlo, acabo viviendo en un momento dado todos estos valores: la alegría, la ambición, la amistad, el autoconocimiento, la competitividad, la cooperación, la creatividad, la diversión, el entusiasmo, el éxito, la excelencia, la fama, la fortaleza interior, el involucramiento, el logro, la perseverancia, el placer, la profesionalidad, el reconocimiento, la responsabilidad, ser competente, ser el mejor y el trabajo en equipo, como podéis ver valores por ver no me han faltado.