Seguro que muchas veces has oído que la resiliencia es una de las capacidades más importantes de la vida, pero, ¿qué es la resiliencia y como ser resiliente?

En el mundo tan cambiante en el que vivimos, ser resiliente te puede ayudar a enfrentarte a los problemas diarios y situaciones adversas que te puedes ir encontrando.

Desde Vive del Éxito, hoy te mostraré que a pesar del dolor vivido podrás renacer de nuevo a la alegría.

Esto es posible gracias a una capacidad capaz de dar sentido constructivo a tu realidad desde una visión de aprendizaje.

En la vida pueden aparecer circunstancias que pueden llevarte a situaciones límites y hacer que te cuestiones si tienes la voluntad y la fuerza necesaria para seguir adelante.

Esta capacidad te hace entender que no has fracasado y no debes dejarte vencer, sino que tienes que sobreponerte y salir fortalecido de las situaciones más duras.

Si quieres aprender más sobre esta magnífica cualidad del ser humano, estás en el lugar adecuado, sigue leyendo.

¿Qué es la resiliencia?

que-es-la-resiliencia

Es la capacidad que tienes como ser humano para sobreponerte a cualquier circunstancia de necesidad, por ejemplo:

  • Un despido de trabajo inesperado
  • Un desamor
  • El duelo por la muerte de un ser querido
  • Una amputación a causa de un accidente

Este concepto se construye a partir de tus vivencias ante el sufrimiento emocional y, te ayuda para mantener o mejorar tu estabilidad mental ante situaciones vitales estresantes.

Esta cualidad implica la reestructuración de tus recursos psicológicos en función de las nuevas necesidades y circunstancias.

No es una capacidad innata ni está impresa en tus genes, aunque si puedes tener alguna tendencia genética que te predisponga a tener “un buen carácter”.

Como ves, la resiliencia es algo que puedes desarrollar a lo largo de tu vida, no esperes más y comienza a ponerla en práctica.

También te puede interesar: Inteligencia Emocional

Clasificación de la resiliencia

Clasificacion-de-la-resiliencia

Los expertos advierten que esta capacidad es más compleja de lo que pensamos, ya que en ella intervienen factores sociales, biológicos, culturales y psicológicos.

Estos factores intervienen para interactuar y mediar en tus respuestas ante el problema en cuestión.

Basándonos en esta compleja red, se pueden distinguir 3 tipos de resiliencias para enfrentarte a los momentos límites; natural, adaptativa y aprendida.

Conocer los tipos que existen, te puede ayudar a adquirir nuevos conocimientos técnicos para aplicarlos en tu vida diaria.

Es cierto que existen personas que por naturaleza son resilientes, pero como ya hemos dicho, esta capacidad la puedes adquirir con autoconocimiento y trabajando duro.

¿Quieres conocer los tipos de resiliencia que existen? Pues te los presento a continuación:

También te puede interesar: Principio de la autonomía personal

Resiliencia natural

Resiliencia-natural

Hace mención a una fuerza vital que es innata y aquellas personas o seres vivos que la poseen tienen tendencia espontánea a aprender, jugar, explorar…

Estos seres aprenden muy rápido de los errores que cometen y así pueden aceptar el fracaso y la pérdida como parte de sus vidas.

También te puede interesar: Crecimiento Personal

Resiliencia adaptativa

Resiliencia-adaptativa

Cuando las circunstancias te obligan adaptarte al cambio, es cuando la resiliencia adaptativa se pone en marcha.

Es en los momentos duros que nos pone la vida en el camino, cuando tenemos que construir este tipo de resiliencia, ya que así, podrás ver la adversidad como oportunidad.

También te puede interesar: ¿Cómo convertir problemas en retos?

Resiliencia aprendida

Resiliencia-aprendida

Se adquiere a través de un aprendizaje intencional, mediante actividades y técnicas.

En mayor o menor grado, todos poseemos los tres tipos de resiliencia, sin embargo, cuando está capacidad es baja, pueden aparecer problemas de salud física o mental.

Por ese motivo, desde Vive del Éxito te recomiendo entrenar tu resiliencia, saber cuál tiene más desarrollada y conocer en cuál tienes que trabajar más.

Como ves, el concepto de resiliencia no es fácil de definir, ya que se trata de una cualidad dinámica y relativa, es decir, tu capacidad de ajuste ante las adversidades.

Está capacidad puede ser diferente en cada etapa de tu vida o incluso estar presente en ciertas áreas vitales y en otras no.

Por ejemplo, puedes ser muy resistente al estrés laboral y, sin embargo, ser vulnerable en el plano personal.

A continuación te presento varios ejemplos para que puedas identificar que tipo de resiliencia tienes más desarrollada.

También te puede interesar: ¿Cómo ser emprendedor y no morir en el intento?

Ejemplo de resiliencia Natural, Adaptativa y Aprendida

Ejemplo-de-resiliencia-Natural-Adaptativa-y-Aprendida

Aunque no existe una clasificación oficial para los distintos tipos de resiliencia, como ya hemos visto, podemos distinguir tres tipos y ahora veremos algunos ejemplos:

Ejemplo de Resiliencia Natural

Para que puedas entender este tipo de resiliencia vital, qué es innata, desde Vive del Éxito quiero mostrarte tres ejemplos:

También te puede interesar: Libertad Financiera

Ejemplo Nelson Mandela

Ejemplo-Nelson-Mandela

Un ejemplo de persona resiliente, no puedes encontrar y Nelson Mandela, qué fue encarcelado durante 27 años por sus acciones e ideales.

Aun así, Mandela tuvo la capacidad de tener la suficiente entereza y fortaleza interior para seguir adelante durante su larguísimo cautiverio y salir con fuerzas para promover el cambio qué inicio 27 años antes.

Este gran hombre puso fin a la discriminación étnica y a la edad de 76 años se convirtió en el presidente de su país.

También te puede interesar: Creencias

Ejemplo de la familia protagonista de la película Lo Imposible

Ejemplo-de-la-familia-protagonista-de-la-pelicula-Lo-Imposible

Esta película originó uno de los mayores éxitos del cine español.

Trata de una historia de supervivencia verídica sobre la agonía que sufrió la familia de Enrique Álvarez y María Belón.

Ellos dos junto a sus tres hijos sobrevivieron al tsunami del Índico del año 2004, mientras se enfrentaban por separado a la gran devastación hasta que lograron reencontrarse.

Esta familia muestra al mundo la importancia de resistir la tentación de decir “ya no puedo más