El feedback

El feedback es un proceso de comunicación mediante el cual un empleado recibe una valoración y análisis de sus:

  • Habilidades.
  • Virtudes.
  • Actitudes.
  • Puntos de mejora.

Según diversos análisis internacionales, el feedback es uno de los aspectos que más valoran los empleados.

El 65 % de los trabajadores afirman que les gustaría recibir feedback más a menudo.

Si consigues ejecutarlo bien, podrás impulsar el desarrollo profesional de tus trabajadores y su motivación.

De esta forma, podrás aumentar la eficiencia y productividad en tu empresa, por otro lado, ofrecerle a tus trabajadores retroalimentaciones es vital para qué fluya el trabajo en equipo.

Como ves, la retroalimentación o el feedback, resulta útil para muchos ámbitos de la vida, tanto a nivel profesional como personal.

El motivo es que te permite identificar aquello que estás haciendo bien pero que no funciona de manera correcta para que puedas llevar a cabo acciones correctivas y mejorar.

Pero, dar feedback, no es tan fácil como parece, debido a que muchas veces se puede percibir como críticas demasiado personales o negativas y, pueden llegar a desanimar en vez de motivar.

Por este motivo, hoy, te explicaré el mejor modo para que lleves a cabo una buena retroalimentación así como su importancia en el trabajo.

¿Para qué sirve el feedback?

Para-que-sirve-el-feedback

El secreto del poder de la retroalimentación o feedback es que permite orientar, aprovechar y reconocer el cambio, de modo que sea para tu beneficio.

Un buen feedback ayuda a las personas a poder entender lo que hicieron bien pero que pueden mejorar.

Por ello, es fundamental para mejorar tanto en el desempeño de equipo como en el individual.

A grandes rasgos, los motivos del porqué es importante el feedback, son los siguientes:

  • Citar comportamientos y actitudes que pueden mejorarse.
  • Recoger opiniones sobre el nivel de desempeño.
  • Reconocer el compromiso y el esfuerzo que se ha depositado en un proyecto.
  • Encontrar medidas para alcanzar los resultados.
  • Mantener buenas relaciones y resolver conflictos laborales.
  • Saber lo que otros nos valoran o piensan de nosotros.

Debes saber que existen distintas maneras de aportar esta información, en concreto una buena retroalimentación o feedback, puede tener dos categorías:

  • Positivo: Se refiere a todas aquellas aportaciones que están dirigidas a conseguir mejorar poniendo en valor los logros conseguidos.

Está puesta en valor puede ser a través de apreciaciones, elogios o reconocimientos.

  • Negativo: Hace mención a la información correctiva de todo que tiene como objetivo reorientar cosas hechas de manera incompleta, equivocada o con errores.

En ambos modelos, saber proporcionar una buena retroalimentación fundamental para ejercer un buen liderazgo.

También te puede interesar: Crecimiento Personal

¿Qué es el feedback positivo?

Que-es-el-feedback-positivo

El feedback se basa en una estrategia de crítica constructiva que tiene como objetivo hacer evidente los éxitos y desaciertos de una persona al ejecutar una labor específica.

Estás retroalimentaciones siempre deben ir acompañadas de una coherente evaluación que esté bien argumentada y centrada en el crecimiento de las personas.

El feedback no puede tener como base un juicio subjetivo, sino que debe ser lo más objetivo posible y estar basado en el cumplimiento de las expectativas o metas preestablecidas.

El principal objetivo del feedback es poder identificar las áreas de oportunidad y las mejores habilidades.

Pero esta evaluación, no la puedes llevar a cabo de manera personal.

El motivo es que tus propias percepciones te pueden “nublar” el juicio y llevarte a asumir qué has hecho las cosas mal, o bien, cuando en realidad no es así.

Por otro lado, la retroalimentación es necesaria para que puedas adaptar a tus trabajadores a las exigencias que demanda su puesto de trabajo.

Al definir objetivos, expectativas o metas y medirlas de manera cualitativa y cuantitativa, podrás saber si estás cumpliendo con lo esperado.

También te brinda la oportunidad de comprobar si te hace falta prestar mayor atención a algunos aspectos que estás pasando por alto.

Recuerda que el feedback sólo debe tener como objetivo ayudar al perfeccionamiento y desarrollo de tus hábitos laborales.

También te puede interesar: Libertad Financiera

¿Para qué no sirve el feedback?

Para-que-no-sirve-el-feedback

Brindarle comentarios a tus clientes y/o empleados sobre su buen trabajo eficaz para aportar mejoras y mantener alto su compromiso.

Cuando se da una retroalimentación, se hace con el objetivo de brindarle a alguien ayuda en su crecimiento, perfeccionar sus resultados o evitarle inconvenientes.

Pero, no siempre sucede así.

Suele ocurrir que lo que pretendías que fuese una charla profesional, termine desembocando en discusiones y malentendidos.

Para que evites dar feedback erróneos, hoy quiero decirte todo aquello para lo que no sirve el feedback:

Un feedback negativo no puede servir para ofender o criticar

Una cosa es decirle a tu colaborador que ha hecho algo mal durante la reunión.

Por ejemplo, una cosa es no llevar la presentación actualizada y, otra cosa es tratarlo de incompetente u holgazán.

Este tipo de afirmaciones atacan al otro de forma directa y de forma inevitable lo pondrá a la defensiva.

Además, no aporta nada en absoluto, ya que solo estás emitiendo un juicio sobre cómo es la persona y no, sobre sus comportamientos o resultados.

Es el error más común que se tiene a la hora de dar un feedback.

También te puede interesar: Creencias

El feedback no es algo espontáneo

Improvisar un feedback solo te hará dar una imagen poco profesional y, además, harás creer a la otra persona que no le prestas demasiada importancia a este tipo de charlas.

El feedback no sirve para poner en orden tu equipo de trabajo sin previo aviso en un momento en el que pienses que tu negocio necesita un cambio.

Tus colaboradores deben de estar al tanto y saber que tendrán una reunión y qué temas se hablarán en ella.

También te puede interesar: Inteligencia Emocional

El feedback no sirve para hacer cumplidos

El feedback no sirve para salir del paso con generalidades del tipo “no cumpliste, pero lo harás mejor en el futuro” o “lo has hecho estupendamente”.

Debes dar feedback concretos y ejemplos recientes de aquellos aspectos que esperas que se mejoren.

De otro modo, el mensaje que estás dando no será claro y la otra persona se quedará sin saber qué es lo que debe cambiar.

También te puede interesar: ¿Qué es la Empatía ?

Un feedback no sirve para hacer una crítica

No puedes aprovechar un feedback para hacer críticas aunque sean constructivas.

Existen muchos estudios que recomiendan avisar a la otra persona antes de darle una retroalimentación.

También recomiendan buscar el mejor momento para qué la otra persona pueda prepararse emocionalmente.

También te puede interesar: Principio de limpieza relacional

Un feedback no sirve para hacer acusaciones

Una retroalimentación no sirve para poner comentarios en bocas de otros o acusar de lo que otros dijeron en tus sesiones de feedback.

Estos tipos de feedback, además de no ser eficaces, exponen a tu equipo de trabajo a conflictos entre ellos.

También te puede interesar: Principio de coherencia

Un feedback no sirve para hacer chistes o parecer más simpático

Un feedback no sirve para parecer más simpático delante de los demás, sobre todo cuando debes hacer una crítica constructiva.

De esta manera, solo conseguirás que no quede claro el mensaje además de poder generar malos entendidos.

Aprende a usar los feedback de manera correcta y verás como pronto llegan las mejoras.

También te puede interesar: Principio de la moralidad natural

¿Cómo has de estar cuando recibes feedback?

Como-has-de-estar-cuando-recibes-feedback

La retroalimentación positiva se trata de un regalo que te ayuda a crecer, pero, ¿ sabes recibirlo de forma eficaz?

Para recibir un feedback de forma efectiva, el ego debe estar bajo control y para conseguirlo y no ponerte a la defensiva, te daré estos 4 consejos:

Recibir un feedback no tiene que cambiar tu comportamiento

Recibir una retroalimentación positiva es información que te brindan para mejorar tu autoconocimiento.

Una vez recibida, eres tú quién después decidirás qué hacer con ella.

También te puede interesar: Principio del Boomerang

Tomar el feedback como un regalo

Debes valorar de manera positiva el hecho de que la persona que te da el feedback ha tomado parte de su tiempo para prepararlo.

También te puede interesar: Principio del reconocimiento individual y la diferencia

Pon en marcha tú escucha activa

Lo ideal, es que escuches a la persona que te brinda el feedback con atención completa, sin pensar que contestaras a continuación o como justificar tu comportamiento.

También te puede interesar: Principio de Prevención de Dependencias

Saber contestar con un simple “Gracias”

Debes aprender a contestar los feedback recibido con un simple gracias, sin entrar en el terreno de las justificaciones.

Si te resulta incómodo contestar con una sola palabra, puedes agregar alguna frase tipo: voy a pensar en lo que me ha dicho, voy a corregir esa situación, intentaré que no vuelva a ocurrir…

Esto es muy importante, ya que a la persona que te está dando el feedback, no le interesa una justificación, sino ver el impacto que causó tu comportamiento.

Y tú, ¿cómo recibes los feedback?